Familia, parte 1.

viernes, 4 de enero de 2008

Hace unas cuantas semanas atrás, cuando mi hermana mayor anunció que partiría a vivir a Brasil a causa de un conveniente traslado de su marido, en mi cabeza no rondaban más que ideas felices. Aunque en Chile les va bastante bien, las condiciones en las que se irán no pueden ser mejores. Además, en plan interesado, ahora unas vacaciones en Brasil se ven más alcanzables. Pero al pasar las semanas comenzó a bajarme cierto sentimentalismo, y es que, después de tardarme años en restituir el lazo fraternal que nos une, no logro hacerme a la idea de que se largará de nuevo.
¿Esto requiere aclaración? Pues aquí va: Pasé mi infancia en un pueblo llamado Los Vilos, un gran lugar para vacacionar, pero no para llegar a ser alguien en la vida. Mi hermana mayor siempre gozó de un intelecto deslumbrante, demasiado para un pueblo donde las opciones eran convertirte en pescador o en la esposa de uno, por lo que antes de los catorce años ya estudiaba lejos, en un buen colegio en la ciudad de Illapel. Tres años después, mis padres resolvieron que ya era tiempo de regresar a nuestra cuidad de orígen, Talca. Pero el cambio no significó una reunión demasiado larga con la mayor: un año después partía a estudiar a Concepción. Luego el trabajo en Antofagasta y Santiago. En resumen, desde hace como 17 años que no vive con la familia.

Hasta hace algún tiempo, la lejanía para con ella no era algo en lo que me detuviera a pensar. Con un padre transportista al que veo muy poco, tener una familia que apenas logra reunirse para fiestas patrias y navidad es algo que he vivido desde que tengo uso de razón, por lo que no veía nada de raro en ello. La percepción que tenía sobre mi familia nuclear generaba una división entre ella y mis otras dos hermanas. La tratábamos como una visita; mucho cariño, pero cero confianza.
Todo comenzó a cambiar cuando vivimos juntas en Santiago. Aunque somos demasiado distintas y la convivencia haya llegado a ser chocante, logré reconectarme a ella, conocerla de verdad como se conoce a una hermana y ella pudo conocerme a mí. Con el tiempo le empezó a bajar un no se qué con la familia que hasta se reinteresó en el campo (cuando era una adolescente lo detestaba), por lo que la frecuencia de sus visitas se intensificó. Al final, terminé por derribar aquella pared que distinguía mi concepto de hermana en dos tipos, las "hermanas" y "ella".
Pero como dije antes, este ha sido un proceso largo y sin embargo ahora sólo tengo un par de meses para hacerme a la idea de que no la veré en mucho, pero mucho tiempo más. ¿No es algo caprichosa la vida?
Aunque ya me rondaba la idea de escribir sobre la familia, este hecho en particular me ha llevado a descubrirme más de una vez al día pensando y revisando el profundo valor que esta tiene para mí. Hay tanto que decir sobre ella que desde ya les advierto que las entradas venideras también le estarán dedicadas.
En cuanto a ustedes, deseo amor y unidad en las suyas.

8 dejaron un poco de sí en este lugar:

Taby dijo...

Hola Clo!!!

Ojalá que estés bien y que hayas pasado unas bonitas fiestas -y que te haya llegado mi tarjeta con carta...-

La familia, sea como sea, es importante para todos y creo que poder ver crecer en cierto sentido a los tuyos te llena de orgullo.

La unidad que alcanzaste con tu hermana no se romperá, se hará aún más fuerte. Siempre he creído que el lazo fraternal es el más fuerte de todos...

Espero que ella se encuentre bien y que no tenga ningún inconveniente en su viaje. Vivir en otro país le va a aportar mucho...

Un gran abrazo, amiga y mucha suerte con todo. espero que este año haya partido bien para tí y que siga así o mejor...

Taby...

D _ _ _ _ o dijo...

Hace tiempo me habías anticipado esta entrada. Hiciste bien en hacerlo por partes, porque podrías escribir mucho de tu querida familia jeje

La vida es caprichosa y a veces parece que nos juega en mala, sin embargo por medio de estas experiencias, nos damos cuenta realmente de cuánto apreciamos a nuestros seres queridos.

Como te comentaba hace poco, probablemente pase por la misma situación. Tendré que tragarme el sentimentalismo y pensar que todo es para bien^^

Animos pequeña! (de porte, claro está)

veriit0o dijo...

prima d tods esas cosills se aprende
ahora hay q sabr superar toas ls cosas mals y llenar ls spacios q algun dia faltaron.
y la unidad nunc se acabara, la caro se ira lejos pero los lazos mas fuertes seran... ahora solo hay que aceptar y alegrarc xq ella escogio la mejor opcion, ahora nosotrs ns quedams cn cuello xq ya nu tendrems donde quedarns o donde ir a bolsear a santiago jajajaja (bueno tu si) pero tendrems la gran oportunidad de irnos a brasil asi q a juntar platita!!

claudita tienes q tener claro q nuestra familia (los rocco) siempre estaran y muy unidos todos
y ahora mas si me voii a tu casa por todo un añito a bolsear y compartir cn ls primas q + quiero, vams a tener mucho tiempo para conocerns muxo + y aprender de nosotras mismas, se forma el centro de madres jaja!



muchos saludits para ti
t qro mux y pueds confiar n mi para lo q desees, ns vems prontito

xau

Marcos dijo...

Hola! cómo estás?

Así es la vida, como dices, caprichosa.. o bien, impredecible, ya que uno no puede tener certeza de lo que ocurrirá en los próximos 5 minutos.

En todo caso, el que se vaya tu hermana a Brasil no significa necesariamente que lo ganado hasta ahora en cercanía se tenga que perder. Es más, muchas veces eventos como éste unen a las personas en parte porque hacen pensar en la importancia de la relación. La distancia hace muchas veces que la eventual cercanía sea por sí misma un espacio de encuentro y de compartir. De todas maneras te entiendo, mi familia tampoco es muy típica que digamos.

En 2004 tuve la oportunidad de conocer a una tía panameña, hermana de mi mamá, que nunca antes había visto en mi vida, y eso hizo más grato el viaje. Me hizo sentirme más de mi familia, y aunque no la he visto desde ese entonces, seguimos en contacto.. Hay muchas herramientas tecnológicas disponibles para conservar cierto nivel de contacto (sé que nada supera el cara-a-cara, pero igual ayuda bastante a mantener el vínculo).

¡¡Asi que a puro disfrutar las futuras vacaciones en Brasil!! :D

Que estés muy bien!

PD: una pregunta... Resulta que me gustaría conocerte más allá del blog. ¿me darías tu MSN? te dejo un e-mail por si no quieres dejarlo acá en el blog.
blogmmb@gmail.com

Un gran saludo.

Lady Paper dijo...

La noticia me tomó por sorpresa. Me alegré por la Caroli, pero a la vez, y de inmediato, auqneu no te lo dijera, me preocupé por tí, porque sé que eres muy apegada a tu familia, y sé que necesitas del contacto físico con las personas para renovar los lazos.
Creo que debes vivir lo que suceda, poruqe cuando vuelvas a tener a tu hermana cerca sabrás vivir y valorar mucho más su presencia. La familia es siempre la única que te apoyará incondicionalmente. ANIMO! Besitos muchisimos. Bye

Clo dijo...

Taby: Tienes toda la razón, el crecimiento y los logros de mi hermana no hacen más que llenarme de orgullo. Supongo que así se siente el amor fraternal.
Danilo: Insisto en que debes animar a tu hermana a tomar el risego. Creo que para ella es un poco difícil emprender vuelo, y si ustedes se muestran tan sensibles le harán más difícil la decisión.
Verito: tú si que entiendes lo que significa, con todo su peso, ser una Rocco, por eso no creo que te estrañe mi sentimentalismo con este tema. Pero como me decías, ella se va y tú te vienes. ¡¡¡La pasaremos en grande viviendo juntas!!!
Marcos: No sabes la ilusión que me hace conocerte. Si vuelvo a viajar a Santiago (con algo de tiempo) quién sabe si se da la posibilidad de vernos las caras "al fin". Pero mi mala noticia es que no uso msn. De cualquier modo es fácil pillarme en Gtalk. Te enviaré un mail.
Paper: Eres uno de mis mayores apoyos y me conoces mejor que mi madre. ¿Qué te puedo decir?, seguro ya sabes lo que me está pasando por l cabeza ahora. ¡¡Te quiero mucho!!

Panchita Echeverría dijo...

Me gustó tu blog clo, se ve que le dedicas tiempo.

La verdad es que a mí me gustan los blog; sin embargo no sé mucho de ellos y tampoco me manejo lo suficiente en este medio causante de globalización.-

Saludos linda, ya nos veremos en el canturreo

:)

Panchita Echeverría dijo...

ah .. me gustó escuchar el caliche, creo que es una bella cueca nortina, y cantada por las niñas más aún.

agrega a msn clo.

:)