Combinación.

domingo, 15 de junio de 2008

Hay combinaciones maravillosas en esta vida, pero casi siempre hay un detalle que lo echa todo a perder. Por ejemplo, como cuando me como una tostada de pan francés con queso filadelfia y mermelada de ciruelas hecha por mi madre (juraría que es la mejor mermelada del mundo y no por hacer propaganda, ni porque sea mi madre). Hasta ahí todo perfecto, pero entonces se me ocurre prender la tele y ahí está algún animador chileno hablando como argentino, diciéndole a la invitada "¡pero qué guapa que estás, che!". Me revienta, es para vomitar la tostada. Me pregunto si los animadores en Argentina o donde el diablo perdió el poncho se pondrán a hablar en "chileno" cuando invitan a una como la Carola de Moras o la Ximena Huilipán.
Ya, mi ejemplo no es el mejor porque no son tan famosas para invitar a estelares como la Quenita Larraín, por ejemplo. Pero quería citar a las que de verdad me parecen guapas, y ellas son de lo más.
Si yo fuera un animador argentino, hasta me ponía a hablar como chileno si eso les cayese bien a ellas, porque me encantan, en serio. Pero yo creo que les debe reventar, igual que a mí.
Pero, como decía, siempre hay algo que arruina lo que debería ser de verdad bueno. Hoy sacaron como cuatro kilos de aceitunas del olivo de mi casa, y a mi mamá no se le ocurrió nada mejor que prepararlas en soda. A mí me gustan las aceitunas en lejía, aunque a alguna gente le cargue saber que su comida fue sumergida en ceniza como por un mes. Bah, ¿saben acaso qué tipo de soda se usa para preparar las aceitunas?
Como no es mi objetivo que comiencen a aborrecerlas, por esta vez no les cuento.

Otra cosa que me cae de maravillas es que haga un frío del demonio y yo tenga entre las manos un tazón de chocolate caliente. Me gusta comprar el chocolate para llevar que venden en una pequeña cafetería cerca de la plaza de armas y venirme caminando a casa. Esa si que es una combinación de oro, porque la plaza en invierno me parece hasta más bonita, y atravesarla con mi chocolate caliente mmm. Después, la caminata dura una hora, así que se me termina de acabar el frío.
Lo mejor de todo es que, al comprar el chocolate para llevar, no tengo que quedarme ahí para tentarme con otra cosa. Porque ese si que es mi mayor debilidad, las cosas dulces.
Si el paraíso fuera personalizado, el mío sería una gran cafetería con un ambiente relajado (me cargan esas donde parece que tienes que ir de terno y corbata, o esas otras donde tienes que parecer intelectual para no ser un bicho raro), con una amplia gama de menús y, por supuesto, una pastelería de lujo. Mejor, si fuera una mezcla de cafetería y piano bar. Me encantaría que la Yoko Kanno se muriera antes que yo, para que estuviera tocando cuando yo llegara. Seguro que me uno a ella para cantar "the singing sea". Me sale mejor "The real folk blues", pero ahí tendrían que morirse todos los Seatbelts para poder tocarla, y ya me entra cargo de conciencia de desearle la muerte a tantas personas.
Les decía que mi debilidad son las cosas dulces, pero no todo lo dulce. El café, por ejemplo, me gusta bien cargado y bien dulce. Y acompañado de un pastel ¡¡¡maravilla!!
Pero los caramelos no me llaman. Me cargan las cosas duras, soy como ancianita para comer. El chocolate a veces me gusta y a veces no quiero ni verlo. Me cargan esos baratos que son pura manteca, pero esos que son puro cacao tampoco que llaman. Me llega a doler el estómago de tan sólo oler un chocolate negro. Me gustan los chocolates de leche, ni mucho cacao ni mucha manteca. Y con higo seco o cerezas al coñac, no hay más que pedirle a la vida. Esa si es combinación.

14 dejaron un poco de sí en este lugar:

Tabita dijo...

Querida Clo:

Espero que estés muy bien a pesar de los pequeños detalles que funan tus momentos de felicidad. La tv chile, a casi cualquier hora del día, debe ser consumida lejos de las comidas...

Yo sé con qué preparan las aceitunas ^^U Lo que no sabía era que esas técnicas se usaban con las aceitunas ¿Por qué? Yo sólo sabía que se las aplicaban al mote...

Con respecto a lo de las cafeterías... Debo asumir que mi local favorito es uno al que van señoras más o menos popó, alguno que otro snob con aires de intelectual y algunas personas jóvenes amantes del té y los pasteles (varias peloláis y unas pocas personas como yo).

Debo reconocer eso sí, que igual me doy aires de intelectual decimonónico. So voy sola, me gusta llevar un libro, y si voy acompañada, me pongo a filosofar de la vida hasta que me echan a patadas del lugar...

No siento que me crea la gran cosa, pero la atmósfera es propicia para que esa mitad mía, que se pierde en ensoñaciones filosófico-novelescas, salga a flote (ya que es brutalmente reprimida por los horrores del mundo real...)

Bueno, qué comentario más largo y latero, no? Pero no importa, ya saldré de vacaciones y podré escribirte algunas palabras como Dios manda.

¿Vendrás a Stgo. durante el invierno?

Abrazos ^^

D _ _ _ _ o dijo...

Me acabas de dar buenas ideas en tu funeral señorita. Me conseguiré a la Kanno para que nos deleite justo que dejes esta vida. jajajaja

¿Te cuento otra combinación que me gusta? Siempre me ha gustado tomarme un café con tu compañía. Aunque hablemos cualquier lesera o de la inmortalidad del cangrejo, para mí resulta muy agradable y divertido.

Leí ésto super tarde y me dieron ganas de comer. Te culparé de mi examen (que voy a buscar mañana) si salgo con altos índices de azúcar.

Un besito.

Chocotata dijo...

¡Chocolate Caliente! ¡Ñami, que rico!

Jaja, adivina qué es lo que pido cada vez que la Carmen me dice que pasemos a un Bravissimo. Es una de mis debilidades. Me están entrando ganas de comprar los ingredientes para hacerme uno en casa, pero para eso debo esperar primero a que me paguen...

=^.^=

tabita dijo...

Clo: Respondí a tu comment en mi blog. También respondí a tu carta y espero que la respuesta te llegue antes de que vengas...

Suerte con todo y ánimos para tus chicas en el interescolar!

Aristóteles dijo...

¡Pucha! Me dio hambre tu blog... A pesar de todo, "las penas con pan son buenas"... jajaja.

Si que me voy a poner a cenar pan francés con filadelfia y mermelada... Q riko.

Que pases una SABROSA y DELICIOSA semana.

Que Dios nos bendiga.

P.D. Nada mejor que compartir los alimentos con las personas que amamos, se vuelven momentos inolvidables de la vida... momentos de amistad.

synapse dijo...

Hola Claudia!!!

Por fin tengo unos segundos..jajajaja

Oye, la cafetería a la que te refieres donde compras chocolate, se llama Puerto Rico y está al lado del Mercado Central?

Cuando quiero ir a tomar un café con pasteles rekos rekos voy al Starbucks...tiene un ambiente muy grato, no necesitas ser intelectual para sentirte cómodo, la música es buena y tiene buena deco. Eso sí, puede estar colapsado de gente dependiendo del local al que vayas...pero me encanta ir, sobre todo por los Frapuccinos! *__*

Cuídate muchoooooooo! ^_^


P.D: me encantan las aceitunas!..me da lo mismo el tipo de soda..sólo pienso en su sabor..jajajajaja

Clo dijo...

Buen invierno para todos!!!!
Tabi: Si vienes a visitarme te llevaré a mi cafetería favorita. Nos la pasaremos en grande!!!!! Un beso, preciosa.

Danilo: Mejor consíguete a Steve Conte para que cante "Diggin" y "Could you bite de hand". Quiero que mi velorio sea bien alegre, con gloriao y todo. Como católica que soy, no puedo más que esperar mi muerte con la ilusión de pasar a una vida mejor. Un abrazo.

Tata: descrubrí un placer más livianito ahora, para reducir el cargo de conciencia. Prueba el té con mango ¡¡¡¡es una exquisitez!!!
Cariños para tí y tu señora esposa.

Aristóteles: ¡¡¡¡Es cierto!!! el mejor ingrediente es la compañía de quienes amamos. Dios te bendiga.

Synapse: ¡¡¡Eres un encanto!!! Emmm, no, no es esa mi cafetería, pero cuando esté por Santiago nos podríamos arrancar a probarla. SEguro que contigo a mi lado cualquier lugar va a gustarme.
Todo mi cariño!!!!!!

Marcos dijo...

Oh, y yo que creí que dirías "bailar cueca en el Enladrillado" como combinación maravillosa... :(
:P

Error de cálculo
XD

Que estés bien y aun mejor

Tía Carmen dijo...

Veo que hace tiempo que no escribes. Debes tener mucho que cantar por estos días. ^_^


Sobre las conbinaciones perfectas... perfecto es que llueva, y que me encuentre en algún lugar cálido en el que se note la lluvia y el frío de afuera y yo pueda sentarme a mirar eso mientras me tomo un riquísimo café con malicia o crema.

Perfecto es ir viajando y sólo escuchar música, adentrándose en los misterios y sinuosidades que da determinada línea melódica, para luego pasarse a otra y viajar de dos maneras, en la melodía, y en forma física.

O una conversación agradable y amigos con quien compartir (en especial tu agradable compañía) y una riquísima once con dulcecitos y café

Café y lluvia, café y agradable compañía, viaje y buena música... Son las combinaciones más perfectas para mí en este mundo. Me gustaría tener otras más, pero todo a su tiempo, en algún momento del futuro.

Besitos, y pasa por mi blog ^^

Chocotata dijo...

Te con mango. Mmm... habría que probarlo... pero igual me quedo con el chocolate caliente.

Así que de aquí sacó mi niña el tema de las combinaciones perfectas. Sólo que cuando me lo planteó en persona no supo explicármelo. Pues para mi también es una combinación perfecta lo de ver la lluvia por la ventana estando calentito. Sólo que para esos efectos la lluvia de Santiago no sirve mucho...

Clo dijo...

Marcos: Me imaginé haciendo una fonda allá arriba, con "Los tricolores" cantando unas cuecas mientras nosotros las zapateábamos y hasta me pareció buena idea. Sólo que justo llevar a los tricolores a tocar allá se ve un poco complicado.
Carmen: La música me ha hecho amar los trayectos largos. Eso de viajar con una buena banda sonora es una combinación infaltable. Y a mi casa, serán 3 horas de música.
Tata: Supongo que nada se compara a la lluvia sureña, y una visita a tud padres es una excusa excelente!!

Chocotata dijo...

Sip, es una buena excusa. Pero para viajar necesito fines de semana largos, y este año sólo trae el 18 de septiembre y navidad :(

Marcos dijo...

Clo: pero si no es necesario armar una fonda allá arriba, ni nada ostentoso; basta con una radio a pilas o un mp3 con parlantes y varias cuecas adentro, e igual se puede estar bien y pasar bien. Además, recuerda que la cena más importante del mundo cristiano se hizo con pan sin levadura y vino (sencillita, viste?), así que la excusa de los tricolores no me la trago, no es válida.
:P

Que estés excelente

Anónimo dijo...

Mi muy querida Clo,

Una de las mejores recetas, si de leche y chocolate se trata, es el “Chocolate Submarino”. Lo experimenté por primera vez en Buenos Aires: Una combinación simple y maravillosa.
Depositas un chocolate puro (puede ser un trencito), y lo bañas en leche recién hervida. Bastan dos minutos para “fundir” el chocolate y obtener una bebida aromática, dulce y cremosa: una delicia al paladar. ¡Ideal para el frio invierno talquino!
Siguiendo con las combinaciones, ¿Cómo pudiste omitir la más perfecta en la historia del diseño y moda femenina? Zapatos (de tacón) + cartera adhoc. Y si el cuero tiene el aspecto de jacaré, cebra o leopardo: ¡Lejos Mejor!
Un beso, Caro.